Monos virtuales logran escribir una obra de Shakespeare

26 septiembre 2011 | admin

El teorema de los infinitos monos afirma que un mono pulsando teclas al azar sobre un teclado durante un periodo de tiempo infinito casi seguramente podrá escribir finalmente cualquier libro que se halle en la Biblioteca Nacional Francesa. En una nueva exposición del mismo teorema, más popular entre los angloparlantes, los monos podrían escribir las obras completas de William Shakespeare. En este contexto, el término casi seguramente es un término matemático con un sentido preciso y el “mono” no es en realidad un mono, sino que se trata de una metáfora de la creación de una secuencia aleatoria de letras ad infinitum.

Esta idea fue pronunciada por Émile Borel en 1913 en el libro Mécanique Statistique et Irréversibilité, y su único propósito era el de ilustrar la magnitud de un acontecimiento extraordinariamente improbable, en el que las leyes de la estadística pudieran llegar a ser violadas. Basándose en el mismo, Jesse Anderson, programador de Estados Unidos, está a punto de lograrlo. A través de varios millones de “monos virtuales”, el hombre está cerca de conseguir volver a recrear las obras completas de Shakespeare tecleando al azar en una máquina de escribir virtual. El 23 de septiembre, uno de los millones de monos virtuales de su plan terminó de recrear una obra completa de Shakespeare. La primera vez en la historia que se produce y por tanto, la vez que más cerca se ha estado de conseguir el teorema.

En estos momentos llevaría acumulado en el proceso de reconstrucción de las obras alrededor del 99,99%. Anderson cuenta que la primera obra que se completó fue A lover´s Complaint. El largo proceso partió de la idea de conocer la herramienta de programación Hadoop y la de poner a prueba el servicio en nube de Amazon EC2. Para ello utilizó Ubuntu pasando generar datos aleatorios en ASCII entre la A y la Z en secuencias de nueve caracteres.

El primer paso del proceso para conseguir desarrollar el teorema consiste en filtrar cada secuencia de nueve caracteres. Una vez filtrado se compara con las obras completas de Shakespeare hasta que coincida con una frase. Una vez que se encuentra coincidencia, Anderson marca la secuencia como “encontrados” y le da al mono virtual un plátano virtual. En el caso de no encontrar coincidencia se descarta. El proceso comienza entonces otra vez y se mantiene hasta que finalmente estos monos virtuales consigan crear todas las obras completas a través de este galimatías aleatorio.

Hay que aclarar que estos monos, al idéntico que dice el teorema, son pequeños programas informáticos que el programador ha subido a los servidores de Amazon con la “capacidad” de lanzar secuencias aleatorias de texto. La magnitud del plan la encontramos si pensamos que existen alrededor de 5,5 billones de combinaciones diferentes de cada secuencia en el alfabeto inglés.

El plan comenzó el 21 de agosto y el programador cuenta que cada día de labor le cuesta alrededor de 19 dólares, quizá por esta circunstancia el hombre no sólo pasó el plan a un PC, sino que eliminó los espacios y la puntuación dejando la tarea de búsqueda de texto de forma más sencilla.

Tampoco es el primer intento que se produce para intentar descifrar el experimento. En el 2003 hubo otro plan similar que utilizó varios programas simulando una gran cantidad de monos escribiendo al azar. Después del equivalente de miles de millones de años, el efecto obtenido es una pequeña parte de Henry IV, Part 2.

Quizá por esta razón Anderson se encuentre más cerca que ninguna otra persona en conseguirlo, aunque como él mismo dice en su blog, no tiene recursos económicos infinitos para conseguirlo. Le dejo con sus palabras y el vídeo que describe el plan. En su blog podéis seguir la evolución del mismo.

Es un pequeño paso para un mono, pero un salto gigantesco para los primates virtuales en todas partes. Este plan es un intento de encontrar una manera creativa para lograr una respuesta sin recursos infinitos

Foto: Sophismata



Link original:Monos virtuales logran escribir una obra de Shakespeare

Leave a reply