¿Tiene sentido un Kindle Oasis tan caro? Repasamos la evolución de los lectores de Amazon



No me puedo considerar un heavy user de los lectores de libros electrónicos, pero he consumido muchos contenidos en el Kindle más económico y sé de buena tinta que lo que ofrece está muy bien por su precio. Es una seña de identidad en los gadgets que hacen en Amazon . Parece claro que incluso en este nicho de mercado hay que saber ofrecer diferentes escalones de calidad y servicios, pero la aparición del Kindle Oasis ha creado bastante polémica, no por el producto en sí, más bien por su precio de partida.

Cuando se habla de lo que cuesta una cosa, podemos aproximarnos a la cantidad pensando que es una herramienta vital, y por lo tanto está justificado casi cualquier cosa. Pero también podemos comparar lo que ya tienen en catálogo, y más importante, con lo que ofrecen otras marcas y productos, y es entonces cuando el precio de Oasis puede parecer absurdo. En resumidas cuentas, el precio de las cosas puede convertirse en algo bastante subjetivo .



Oasis no llega para sustituir a nadie, es la oferta Premium de Amazon

Llevamos ocho generaciones contemplando actualizaciones del lector de Kindle, y no podemos negar que la evolución siempre ha sido positiva, adaptándose a lo que necesitaba el mercado, al mismo tiempo que pegaban un saltito ante lo que los competidores iban colocando en el mercado.



La realidad en 2016 es que el mercado de los libros electrónicos no es masivo, vender el aparato no es importante para casi ninguna marca que se dedique a la electrónica de consumo. Llevamos más de cinco años así, bajando interés y beneficios.

La culpa bien se la podíamos echar a los dispositivos móviles , como teléfonos y tablets, donde se puede leer bastante bien, y ya los hemos adquirido. Pero lo principal puede estar en el ciclo de vida de un Kindle , que sigue funcionando perfectamente conforme pasan los años, y no es que los nuevos modelos revolucionen la forma de leer contenidos.

El mejor lector, para quien quiera pagarlo

Amazon mantiene vivo su catálogo, podemos comprar lectores por un precio tres veces inferior al de Oasis, pero en la empresa americana han decidido que tenía que haber un Kindle al máximo nivel, por el que algunos no tendrían problema en pagar casi 300 euros .



Bueno, lo de mejor lector habría que probarlo y ponerlo en comparación con los últimos modelos de Kobo , pero sobre el papel parece que hay pocas dudas: por diseño, calidades, y tecnología, el Oasis es eso, un elemento que muchos lectores avezados sabrán valorar.

Seguramente no va a ser un superventas, ni van a revitalizar el mercado con él, como tampoco lo haría un modelo ultrabarato

A lo mejor no todo el mundo tiene en mente lo que cuesta, ayer os contamos que un Kindle Oasis son 289,99 euros , en su versión WiFi, subir a otras conectividades y servicios lo colocan a la par de un iPad mini de nueva generación, con LTE incluida.

Si merece la pena el precio, pues tienes que ser un enamorado de leer en él y reconocer que la inversión la vas a cubrir con la cantidad de años que te va a acompañar. Pero la realidad es que por mucho menos tienes un gran Kindle o un gran Kobo, y si subes un poco el presupuesto, te vas a una tablet de Apple , por elegir un modelo caro y de calidad contrastada.

Comparando un Kindle Voyage - que no es barato - con el nuevo Oasis, nos encontramos con que realmente no hay una gran diferencia en la tecnología de tinta electrónica empleada, ni siquiera en la circuitería que hay dentro. Podemos justificar - muy poco - la subida de precio con la disminución y reubicación de los componentes para hacerlo modular y más delgado, también por la utilización de nuevos materiales en la carcasa.





La funda además de proteger y aportar estilo, añade autonomía al Kindle Oasis. ¿Necesario? No sé, estos cacharros andan sobrados de vida útil



Kindle Oasis llamará la atención de aquel público más leal a la marca y sus lectores, aquellos que no tienen problema en pagar más por llevar la colección encima, y para ello quieren un dispositivo dedicado , al mismo tiempo que quieren que sus gadgets les representen, les den un toque de distinción .

Amazon no ha querido dar cifras sobre expectativas de ventas, por algo será. Sí es positivo para este tipo de productos el hecho de que la marca evolucione la tecnología , al fin y al cabo todas las mejoras irán transportándose a modelos más baratos en generaciones sucesivas.

Siete generaciones antes de llegar a Oasis



Amazon Kindle se llamaba el primero, lanzado en noviembre de 2007 . Considerado como el iPod de los lectores, presentaba una pantalla de 6 pulgadas y capacidad para conectarse a redes. No había control táctil, pero sí un teclado completo y botones de navegación. En Estados Unidos arrancó su aventura con un precio de 399 dólares .



La segunda generación la conocimos como Amazon Kindle 2 , y llegó en febrero de 2009 . Un diseño bastante más cuidado y mismo formato de pantalla con teclado. Obviamente la tecnología de tinta electrónica era mejor: 16 niveles de grises, más rápida en su actualización. Se empezó a vender por 359 dólares , pero rápidamente estuvo disponible a 100 dólares menos. Es importante recordar que a partir de él nación un modelo mucho más grande, el Kindle DX.



El Amazon Kindle Keyboard apareció en julio de 2010 , también conocido como Kindle 3. Presentaba una evolución lógica: mejor pantalla y eliminación de gran parte de los controles para buscar un dispositivo más compacto. Todavía no había pantalla táctil y el hecho de estar disponible únicamente con conectividad WiFi le daba un precio de partida de 189 dólares .



Kindle Touch llegó en septiembre de 2011 . La cuarta generación ya sabíamos de qué iba solo con el nombre, y es que empezábamos a tener pantalla táctil, lo que permitía crear un gadget muy compacto. Seguíamos mejorando la pantalla de 6 pulgadas y los precios se tiraban por los suelos: desde 99 dólares , 149 dólares por el modelo 3G.



El Kindle Paperwhite parece un gadget reciente, pero nos tenemos que remontar a septiembre de 2012 para conocerlo por primera vez. Fue el primero en añadir retroiluminación en la pantalla de 6 pulgadas, que obviamente mejoraba y era táctil. Justo un año después llegó un Paperwhite 2, con mejor pantalla y mejor hardware. En Junio de 2015 recibimos una tercera generación con una pantalla que doblaba la definición, con 300ppi. Estos modelos subían ligeramente el precio con respecto a Touch, pero podríamos decir que estaban en la misma línea. Desde 130 euros en nuestro Amazon.



Mientras veíamos como llegaban modelos con retroiluminación y pantalla táctil, Amazon Kindle tuvo una actualización en 2014. Aquí lo importante era tener un precio de partida bajo, de 80 dólares en Estados Unidos, al mismo tiempo que se ofrecía un producto actualizado para la época. Solo estaba disponible en versión WiFi. Desde 80 euros en nuestro mercado.



El refinamiento llegaba a Amazon con Kindle Voyage , un paso previo a lo que nos íbamos a encontrar en Oasis. Aparecido en septiembre de 2014 , teníamos un modelo más compacto, también más tecnología, como el sistema que adapta el brillo según las condiciones. Seguíamos en las 6 pulgadas y el precio subía a los 220 dólares (3G, 289 dólares). Ahora mismo cuesta 190 euros en España.

Es vuestro turno, contadme, ¿qué modelo tenéis o queréis? ¿ Os parece caro el Kindle Oasis ?

También te recomendamos



Kindle Oasis: nuevo diseño y pantalla para el mejor lector de libros electrónicos




Si tienes un Kindle antiguo, acuérdate de actualizarlo antes del 22 de marzo




¿Tengo que usar necesariamente una app para usar la lavadora?




- La noticia

¿Tiene sentido un Kindle Oasis tan caro? Repasamos la evolución de los lectores de Amazon

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Kote Puerto

.