Madrid es la ciudad europea en la que más éxito cosecha Car2Go


Car2Go confirma su rotundo éxito a la par que se prepara para afrontar los desafíos de la competencia a la que tendrá que enfrentarse en los próximos meses, y soluciona el problema de sus coches dañados.
Son ya cinco los meses que Car2Go lleva operando en Madrid, y, aunque no tengamos cuentas anuales de la empresa en la capital, sí podemos ir haciendo balance de cómo le está yendo en la ciudad.
Car2Go se plantea traer coches más grandes para ganar a la incipiente competencia Puede parecer paradójico, pero la buena situación del transporte público en Madrid, en donde influye la gran red de metro y autobuses y unos ciudadanos muy acostumbrados a no coger su coche para moverse por el centro, ha sido determinante para marcar el éxito de la empresa en la capital . A final, según el manager de la empresa, Orazio Corva, "esto ayuda a captar clientes", haciendo que, de todas las ciudades en las que Car2Go opera, Madrid es la que mayor éxito está registrando.
Ciudad que, por cierto, nos comenta que tiene un nivel de accidentes con sus coches similares a los de otros lugares, que, unido al hecho de que es el lugar en el que se usan más (comparado con el resto de lugares donde operan), según Orazio, "en Madrid no se conduce tan mal" , aunque quizá nos pierdan las formas a veces. Esto sí que es toda una novedad.
Con el beneplácito del Ayuntamiento desde el minuto uno, de quien Orazio asegura que no han recibido ninguna ventaja respecto a otras empresas o servicios, la compañía está a punto de ampliar su flota de coches de 350 a 500 vehículos . Seguir optimizando la experiencia de los usuarios y reducir los tiempos de espera para encontrar un coche libre serán los objetivos para los próximos meses.
Con unas cuentas que serán presentadas de forma pública durante las próximas semanas, todo apunta a que los resultados serán muy buenos.
Car2Go
Ojo a la competencia
Como bien se suele decir: muy poco dura la alegría en la casa del pobre. Y, aunque aquí no va la cosa de pobres (no olvidemos que Car2Go pertenece al Grupo Daimler), sí empieza a surgir la competencia. Hace unos días, BMW anunciaba que próximamente llegaría a Madrid con su propia versión de Car2Go, en este caso llamada DriveNow y con Minis de cuatro plazas.
Con ocho años operando y siendo competencia de Car2Go en otras muchas ciudades, Orazio se muestra seguro de la situación en Madrid:

"La competencia siempre es buena, pero nosotros somos los primeros en llegar."

Sin embargo, la ventaja de DriveNow sigue siendo la capacidad de sus coches. Con posibilidad para que entre más gente, puede posicionarse como una mejor opción para los usuarios que quieran compartir coche. Para esto, Orazio nos confirma que Car2Go ya se está preparando -porque al final ante la competencia siempre hay que armarse aunque se diga no tenerles miedo- y están pensando en traer vehículos de más de dos plazas a Madrid . Aunque primeramente se probará en otras ciudades.
Añade también que, al tratarse de coches más grandes, los de BMW tendrán más problemas para encontrar aparcamiento. Pero esto realmente da igual: uno de las mayores trabas de cualquier empresa de alquiler de coches como esta será la de gestionar el poco espacio disponible para dejar los coches. Es tanto el drama y las quejas de los usuarios que Car2Go ha tenido que llegar a acuerdos con parkings públicos para ceder varias de las plazas y asegurar aparcamientos. Es de suponer que cualquier miembro de la competencia hará algo similar.
Wikimedia
El otro caballo de batalla de Car2Go: coches dañados
En enero de este mismo año y hace unas semanas, algunos de los coches de Car2Go aparecieron con ventanas rotas y desperfectos .
Las primeras acusaciones se dirigieron al gremio de los taxistas. De momento, las investigaciones policiales siguen su curso, y según nos confirma Orazio, "ya se está cerca de encontrar a los responsables" pero no puede aportar más detalles de la situación.
Ante la pregunta de qué opina de las acusaciones contra los taxistas afirma que la empresa mantiene buenas relaciones con el sector y sus representantes, los cuales no les consideran competencia. En un tibio matiz añade que "la gran mayoría de los taxistas son personas buenas, que trabajan para ganar su dinero, y que si tienen que protestar lo harán dentro del marco legal".
Vamos, que ninguna novedad en cuanto a esto. Y solo tenemos la opción de esperar para saber qué pasa respecto a esta cuestión.